Guía de la Pinacoteca en el Ex Collegio dei Filippini

1er piso

1ª sala (de izquierda a derecha)

  • Fra’ Felice da Sambuca «San Félix de Cantalice» (siglo XVIII):

Hermano Félix de Sambuca: padre cappuccino. Nació en Sicilia (en Sambuca de Sicilia, provincia de Agrigento). A partir de 1754 formó parte del convento de los Cappuccini de Erice. En 1768 fue enviado a Roma, donde realizó varios cuadros importantes. En 1777 fue trasladado al convento de Torricchio (Toscana) durante casi un año, y allí realizó numerosas obras para diversas iglesias y conventos de la Toscana. Tras su regreso a Sicilia, trabajó para los círculos religiosos de toda la isla, dejando numerosas obras, especialmente en los conventos de Los Cappucini de Palermo. Durante su vida, Fra’ Felice de Sambuca siempre intentó popularizar la pintura religiosa.

San Félix de Cantalice: San Félix de Cantalice (Felice Porri): vivió en el siglo XVI, fraile cappuccino, realizó numerosas curaciones de niños y salvó milagrosamente granjas de gusanos de seda (hoy es el protector de los criadores de gusanos de seda).

  • Vincenzo Camuccini «La curación de la hija de Jairo» (siglo XIX):

Vincenzo Camuccini, nacido y residente en Roma, fue director de la Fábrica de Mosaicos del Vaticano y director de importantes museos de Roma.

«La curación de la hija de Jairo»: el jefe de la sinagoga local (padre de la niña enferma de 12 años) ruega a Jesús que la salve. Jesús entra en la casa junto con los tres apóstoles Pedro, Santiago y Juan, pronuncia: «Talitha kumi» (en arameo: ¡Levántate!) y la niña resucita. La representación de la niña volviendo a la vida.
Estilo: Neoclásico.

  • Fra’ Felice de Sambuca «San Francisco de Asís rechaza el sacerdocio» (siglo XVIII): pintura proveniente de Palermo.

Francesco Bernardone (hijo de Pietro Bernardone, un rico comerciante de Asís) era un joven poeta que amaba la música y el baile. Cuando volvió de la guerra, se dio cuenta de que el mundo ya no era el mismo. Siendo muy religioso, quería unirse a la Iglesia. Sin embargo, no estaba de acuerdo con algunos de los dogmas de la Iglesia. Así que decidió rechazar el sacerdocio y fundar la Orden de los Frailes Menores (llamada más tarde la Orden Franciscana). Esta Orden fundamenta sus principios en la privación de todos los bienes materiales y llevar la vida en consonancia con el espíritu. En la actualidad, San Francisco de Asís y Santa Catalina de Siena son los principales patronos de Italia.

  • Autor desconocido «Deposición de la Cruz»:

Después de la crucifixión, Jesús es depuesto de la Cruz y entregado a su Madre (Madonna). En este cuadro aparecen dos personajes desconocidos: Santa Clara y San Francisco que, históricamente, se sitúan en tiempos mucho más recientes. Sin embargo, el autor quiso incluirlos en el cuadro.

  • Autor desconocido «La vocación de Saulo» (siglo XVIII):

Saulo, nacido en Siria, ciudadano de Roma, intentó encarcelar a muchos cristianos. Jesús lo detuvo en el camino de Damasco, cegándolo con un fuerte destello de luz y preguntándole: «¿por qué me persigues?». La luz dejó ciego a Saulo durante tres días, y acto seguido fue curado por el líder de una pequeña comunidad cristiana local. Este encuentro cambió la vida del fariseo y filósofo Saulo que, tras su bautismo, se convirtió en apóstol (Apóstol de los Gentiles) con el nombre de Pablo de Tarso.

2ª sala (de izquierda a derecha)

  • Arriba (de izquierda a derecha): Pintor siciliano desconocido, retratos al óleo sobre lienzo de los apóstoles

San Pablo, San Pedro (el primer Papa), San Judas (Judas Tadeo), San Felipe, San Bartolomé, San Mateo.

Año: alrededor de 1700. Proceden del convento franciscano de Burgio.

  • Luca Giordano (Fapresto) «Neptuno y Coronida» (siglo XVII):

Luca Giordano: nacido en Nápoles, vivió y trabajó en la propia Nápoles, así como en Roma, Montecassino (Roma), Florencia y España. Su última parada fue de nuevo Nápoles, donde el pintor trabajó hasta sus últimos días. Giordano se inspiró en el estilo de Caravaggio, y a veces también en el de Rafael y Miguel Ángel. En Montecassino dejó numerosos frescos, que lamentablemente fueron destruidos durante la Segunda Guerra Mundial. En Florencia, decoró el techo del salón del palacio de los Médicis-Riccardi. En España pintó los frescos del Palacio Real de Madrid.

«Neptuno y Coronis”. Corónida, princesa griega con alas de cuervo, deseada por muchos personajes mitológicos (incluido Neptuno, presente en el cuadro) mientras espera a su amor: Apolo.
Estilo: De barroco a rococó.

  • Autor desconocido «Martirio de San Bartolomé» (siglo XVIII):

Bartolomé (Natanaele) fue uno de los 12 apóstoles que siguieron a Jesús. Su atroz calvario fue causado por el papel que desempeñó en la India y luego en Armenia, donde, con su predicación, se dice que convirtió al rey a la fe cristiana, pero atrajo la ira de los sacerdotes paganos. San Bartolomé curó a los enfermos, dio la vista a los ciegos y nunca aceptó los muchos regalos que le ofrecían. En 580, parte de sus restos mortales fueron trasladados a Lipari, una isla del norte de Sicilia.

  • Pietro Novelli ‘Virgen entregando el Niño a San Bernardo, monje cisterciense’ (siglo XVII):

Pietro Novelli, nacido en Monreale (Sicilia), fue pintor y arquitecto (nombrado arquitecto del Reino), y está considerado uno de los artistas más importantes del siglo XVII en Sicilia. Su estilo está influenciado por la escuela de Caravaggio, el pintor flamenco Antoon van Dyck, los pintores genoveses y los pintores del Renacimiento. Murió en combate en Palermo, durante el periodo en que ocupó el cargo de ingeniero civil y militar del Reino. El artista dejó numerosas obras que se pueden encontrar en Italia (principalmente en Sicilia, pero también en Nápoles y Roma) y en el extranjero (España, Budapest, Francia, Ginebra, Malibú, Alemania, Viena, Malta).

«La Virgen entregando el Niño a San Bernardo, monje cisterciense»: San Bernardo de Chiaravalle, uno de los más fieles defensores de Cristo y de la Virgen Madre, nació en Francia en 1090. Fundó la orden Cisterciense en Francia (Cîteaux).
El cuadro representa un momento hermoso y milagroso de la vida de San Bernardo: durante su largo viaje de divulgación de la religión, San Bernardo se encontró en más de una ocasión con dificultades ante los no creyentes. Y una vez se produjo un milagro ante él: la Virgen se apareció con el Niño que, preparándose para la lactancia, pidió a San Bernardo que sostuviera a Jesús en sus brazos, dándole testimonio directo de la Verdad: Jesús es humano y fue concebido inmaculadamente. Después, María animó al fraile, diciéndole que no temiera y que siguiera su camino.
Estilo: Barroco.

3ª sala (de izquierda a derecha)

En esta sala se celebran bodas por el rito civil y suele ser el lugar donde se celebran conferencias de prensa, convenciones y otros eventos importantes.

  • Las obras de Fra’ Felice da Sambuca (siglo XVIII):

San Benito de Norcia: 480-547, fundador de la Orden de San Benito;
San Pedro Nolasco: siglos XII-XIII, Francia-España, posteriormente fundó la Orden de Santa María de la Merced (de los mercedarios);
San Juan de Dios: 1495 Portugal-1550 España;
San Felipe Neri: 1515-1595, «segundo apóstol de Roma», fundador del Oratorio (incluido el Colegio Filipino de Agrigento);
San Gaetano da Thiene: 1480-1547, Italia, fundador de la Orden de Clérigos Regulares Teatinos.
Estilo: con tonos populares y casi caricaturescos.

  • Giuseppe Crestadoro «Gloria de San Pedro» (año 1789):

Giuseppe Crestadoro: 1711-1808, Italia (Sicilia). Participó en la realización de los frescos de la iglesia de Mesina y restauró muchos otros en Sicilia y Calabria. Dejó numerosas pinturas y frescos en Sicilia. Lamentablemente, algunas de sus obras se perdieron en el terremoto de Messina.

«Gloria de San Pedro»: Jesús entrega las llaves del Paraíso a Pedro (el primer Papa), primacía en la que se basa toda la autoridad papal.

  • Fra’ Felice da Sambuca «Muerte de los malvados (mala muerte)» (siglo XVIII):

Dios lanza una larga flecha al pecador; en la obra se pueden ver los símbolos del pecado: una serpiente que envuelve un saco con dinero como símbolo de la avaricia, figuras monstruosas, una mujer en un espejo como símbolo del amor apasionado y la vanidad humana.

  • William Walsgart (datos imprecisos) «Martirio de Santa Úrsula (o Santa Ágata)» (siglo XVII):

Guglielmo Walsgart: pintor flamenco (belga) cuya actividad se sitúa en Palermo de 1612 a 1666. En cuanto al autor, existen dudas: algunas fuentes indican que se trata de este nombre (o de Geronimo Gerardi, versión italianizada del nombre), mientras que otras señalan a otro pintor flamenco, concretamente a Antoon van Dyck (1599-1641), que estuvo activo durante un tiempo en Italia.

Santa Úrsula (hija de un soberano francés, consagrada en secreto a Dios) fue atravesada por una flecha a manos de Atila por negarse a casarse con él.

  • Fra’ Felice da Sambuca «Muerte de los justos (buena muerte)» (siglo XVIII):

La luz divina se dirige al difunto con expresión serena al que rodean sacerdotes, santos y soldados.

  • Fra’ Fedele da San Biagio «Nacimiento de María» (siglo XVIII):

Fra’ Fedele da San Biagio: pintor cappucino de San Biagio Platani. Estudió en el seminario arzobispal de Agrigento. Se formó artísticamente en Sicilia (aprendiendo del pintor siciliano Olivio Sozzi) y también en Roma.
Pintó lienzos para el Convento de los Capuccini de Palermo. Dejaría numerosas pinturas (unos 156 grandes retablos y 3000 obras de diferentes tamaños) en los monasterios capuccini del oeste de Sicilia, aunque el número podría ser mucho mayor, ya que debido a la modestia de los franciscanos no firmaba ni fechaba sus obras (por lo que su fama no alcanzó grandes cotas). Tuvo el mérito de recibir el título de «Padre Provincial de Mérito» del Papa Pío VI.

Autor: Ekaterina Vasileva con el apoyo de Angela Pullara.

Revisión: Emmanuele D’Urso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.